DEPORTES

EN TOKIO

Los Pumas vs Inglaterra, por el Mundial de Rugby

El partido se jugará este sábado a las 5 (hora argentina) Televisará ESPN.

Mundial de Rugby 2019
Mundial de Rugby 2019

TOKIO.- Será el partido más importante de Los Pumas en los últimos cuatro años. O, para ser más exactos: desde aquel que jugaron el 30 de octubre de 2015 en el estadio Olímpico de Londres ante Sudáfrica por el tercer puesto del Mundial de Inglaterra. Porque, por más test matches, Seis Naciones o Rugby Championships que se jueguen, desde 1987 la copa Webb Ellis es la meca del rugby, el objetivo, el final de un trabajo que dura cuatro años. Y hasta acá llegó el seleccionado argentino, a Japón 2019, con la premisa de avanzar lo más posible.
La fase inicial era la primera barrera a superar. Y aunque aún está abierta la posibilidad de meterse por cuarta vez consecutiva entre los ocho mejores equipos del planeta, la situación es muy difícil. Porque hay obligación de ganar, porque enfrente habrá un rival superior y porque el seleccionado no rindió ni cerca de su mejor nivel hasta ahora. La derrota ante Francia en el debut complicó la clasificación y por eso Los Pumas se la jugarán a todo o nada este sábado a las 17 (las 5 de Argentina) ante Inglaterra en el estadio Ajinomoto. Ganar significará recuperarse y dar un paso enorme en el grupo C; perder será volverse a casa en una frustrante despedida.
Hay cierta decepción con lo que hicieron Los Pumas ante los franceses e incluso contra el débil Tonga en su segundo partido. Porque si bien fue muy buena la obtención en las dos presentaciones, Argentina no generó casi jamás un peligro real más allá de lo que hizo con su maul ofensivo.
Están fallando aspectos del juego que no fallaban hace poco tiempo como la organización defensiva y el tackle individual y esos dos puntos será vital que se recuperen para tener alguna oportunidad de vencer a uno de los seleccionados que está en condiciones de ir por el reinado de los All Blacks.

Otro ítem clave será que aparezcan las individualidades en ataque. Es evidente que Los Pumas trabajaron mucho el sistema, pero también está claro que cuando ese sistema no funciona, cuando “las papas queman”, alguien debe hacer algo distinto y no lo hace. Vale tomar el ejemplo francés: cuando el partido estaba cerrado al principio, aparecieron Fickou, Penaud, Dupont y en menor medida Vakatawa quienes se salieron de la estructura y en un suspiro el ganador marcó los dos tries que serían decisivos para el resultado final.

A Los Pumas, en cambio, les faltó hasta ahora espontaneidad, una pincelada de individualismo, la presencia de alguien que rompa el molde. No hubo magia ni inspiración. “Sobran los ingenieros y faltan los artesanos”, dijo alguien por ahí y la metáfora encaja a la perfección.

Inglaterra planteará un partido sin secretos: apelará a su solidez en las formaciones fijas, al poderío físico de Manu Tuilagi y Billy Vunipola para golpear y ganar metros y a jugar con el pie a través de George Ford y el capitán Owen Farrell (su doble comando) entre su línea de 22 y la mitad de la cancha para forzar el error. Ante todo eso Argentina no deberá cometer infracciones tontas (estará prohibido intentar la pesca de pelotas imposibles), ordenarse defensivamente y tacklear con fiereza y ser precisa y paciente en sus respuestas con el pie. Y tendrá que aparecer esa magia de la que se habló entre tanta estructura.

Será un desafío altísimo cumplir con todo eso en un partido de 80 minutos y ante un enorme adversario. Pero el premio es gordo. Y por eso el esfuerzo de intentar ir por él valdrá la pena.

Fuente de la Información: www.clarin.com

¿Compartís la nota?