MUNDO

TECNOLOGÍA

Exingeniera de PlayStation demanda a Sony por discriminación a mujeres

La división PlayStation de Sony se suma al listado de empresas apuntadas por discriminación a mujeres.

Exingeniera de PlayStation demanda a Sony por discriminación a mujeres

La división PlayStation de Sony se suma al listado de empresas apuntadas por discriminación a mujeres. Una exempleada demandó a la firma alegando que fue despedida en forma injustificada por razones de género. Los reportes indican que la denunciante procura que otras trabajadoras sigan sus pasos, en medio de una oleada de acusaciones del mismo tenor en otras compañías tecnológicas de renombre como Activision Blizzard, Apple y Blue Origin de Jeff Bezos.

PlayStation, apuntado por discriminación de género

En los detalles de la demanda, divulgada en primera instancia por el sitio Axios, la extrabajadora de Sony, Emma Majo, intenta que se establezca una demanda colectiva para representar a mujeres que habrían sufrido discriminación en la división PlayStation.

“Sony tolera y cultiva un entorno de trabajo que discrimina a las empleadas”, se lee en la demanda presentada por Majo. En ese sentido, se indica que a ellas se les niegan ascensos y que no reciben el mismo salario que los empleados hombres que ocupan puestos similares. La extrabajadora comentó que escuchó a gerentes hacer comentarios “con sesgo de género sobre las trabajadoras” asegurando que son “más emocionales y menos profesionales” que los hombres.

Majo se desempeñó en la compañía como analista de seguridad entre 2015 y 2021. Fue despedida este año luego del supuesto cierre de un departamento en la empresa al que no pertenecía, argumentó. Ella asegura que la echaron porque habló de discriminación a mujeres.

La demanda a PlayStation sale a la luz a pocas horas de una carta firmada por Jim Ryan, jefe de esa división en Sony, en la que manifestó la preocupación de la compañía ante las fuertes acusaciones que pesan sobre Activision Blizzard y sobre su director ejecutivo, Bobby Kotick, que ocupa el cargo hace cerca de tres décadas.

“Nos acercamos inmediatamente después de que se publicó el artículo para expresar nuestra profunda preocupación y preguntar cómo planean abordar las afirmaciones”, escribió Ryan. “No creemos que sus respuestas aborden adecuadamente la situación”, añadió. La referencia es a un informe aparecido en The Wall Street Journal que dio cuenta de prácticas reprochables del CEO, como una amenaza de muerte a su asistente y el apoyo a un líder de equipo que acosó a una empleada.

A mediados del año en curso, el Departamento de Igualdad en el Empleo y la Vivienda de Estados Unidos, demandó ante la justicia de California, en Estados Unidos, a Activision Blizzard, el estudio gamer detrás de franquicias como Call of Duty, Overwatch y World of Warcraft. Luego de una investigación de dos años, dieron cuenta de casos de abuso sexual y discriminación a mujeres en la firma.

Las denuncias por acoso sexual y discriminación a mujeres aumentaron en forma considerable durante los últimos meses al interior de la industria tecnológica. Además del resonante caso que tiene a Activision Blizzard en el ojo de la tormenta; otras compañías de peso como Apple y Blue Origin fueron apuntadas por prácticas de esa especie.

El movimiento #AppleToo ganó visibilidad hace algunos meses, cuando un grupo de exempleados y actuales trabajadores de la compañía de la manzana mordida dieron cuenta de supuesta discriminación y acoso a mujeres. “Durante mucho tiempo eludieron el escrutinio público”, notaron y remataron usando con ironía un tradicional eslogan publicitario de la compañía: “Es hora de pensar diferente”, dijeron.

Por su parte, un grupo de trabajadores de Blue Origin, la firma espacial del magnate Jeff Bezos, divulgó en octubre una carta en la que también dieron cuenta de comportamiento sexistas. “Hacen la vista gorda ante el sexismo, no están lo suficientemente en sintonía con las preocupaciones de seguridad y silencian a aquellos que buscan corregir errores”, se leyó en el documento en cuya redacción participó la exjefa de comunicaciones de la firma, Alexandra Abrams, quien dio cuenta de prácticas despectivas de algunos hombres que lideran programas en Blue Origin. “La disidencia es activamente sofocada”, señaló Abrams, que fue despedida en 2019.

Otro estudio de videojuegos, Ubisoft, fue apuntado este año por prácticas de ese mismo orden.

Fuente de la Información: red92.com

¿Compartís la nota?