MUNDO

URUGUGUAY

Un incidente diplomático desatado por un proyecto portuario

Se informó sobre el pedido de ampliar el dragado del acceso al puerto de Montevideo de 13 a 14 metros de profundidad.

Puerto de Montevideo
Puerto de Montevideo

URUGUAY.- Sin dudas no es el mejor momento en cuanto a relaciones diplomáticas después de los entredichos entre el Presidente argentino Alberto Fernández y Luis Lacalle Pou, en relación a las diferencias por la flexibilización del bloque en la pasada cumbre del Mercosur.

Las fechas coinciden. La cumbre virtual de presidentes por los 30 años del Tratado de Asunción se celebró el pasado 26 de marzo, y el día anterior, el 25, el Boletín Informativo Marítimo publicó una nota enviada por el presidente de la delegación argentina de la CARP (Comisión Administradora del Río de la Plata), Diego Tettamanti, al presidente de la delegación uruguaya, Alem García, en la que se informó sobre el pedido de ampliar el dragado del acceso al puerto de Montevideo de 13 a 14 metros de profundidad.

“El proyecto aprobado es a -13 metros de profundidad, y no a -14”, sostuvo la carta en la que se explicó que “el proyecto de profundización y extensión del canal de acceso al puerto de Montevideo fue aprobado en el comunicado por la República Oriental del Uruguay y la CARP el día 16 de enero de 2014, y luego debatido a lo largo de todo el proceso de consulta, hasta su aprobación por la República Argentina en el seno de la CARP el día 29 de mayo de 2018”.

La CARP es el organismo internacional de carácter binacional que brinda el marco jurídico y encauza el diálogo entre ambas naciones, para la gestión compartida del Río de la Plata. A su vez, se aclaró que “la posición argentina no es objetar la profundidad a -14 metros, ya que nunca estuvo en consideración dicha profundidad desde la presentación del proyecto hasta su aprobación”. En caso de querer “modificar su dimensionamiento, deberá realizar un nuevo proyecto”, que llevaría a iniciar un nuevo proceso de consulta en la CARP. Para Uruguay, dragar a
-14 metros no solo es condición eficiente para una mayor competitividad portuaria, sino condición necesaria para que se materialicen numerosas inversiones en infraestructura.

Tras la respuesta sobre la aclaración de la profundidad, la Cancillería de Uruguay habló por medio del comunicado “Trámite del proyecto Canal Magdalena en el marco de la CARP”, y advirtió que se está “realizando un seguimiento y evaluación, dentro del marco jurídico del Tratado del Río de la Plata y su Frente Marítimo, y consecuentemente en el ámbito de la CARP, del interés argentino en el proyecto de construcción del Canal Magdalena”.

Es que el Gobierno argentino aceleró los planes de obra para la realización de ese proyecto, por lo que deberán informar sobre el impacto ambiental a la delegación uruguaya para su estudio. Si Uruguay no da el visto bueno, no se podrán iniciar las obras. Estas situaciones se dan en un contexto que no es el mejor.
Una medida que apunta a los -14 metros desató el conflicto y quizás, si todos cooperan, todo puede llegar a buen puerto.

Fuente de la Información: red92.com

¿Compartís la nota?