Logo Del Fuego Noticias

Luis José Martínez
Técnico Aeronáutico


Cuestión Malvinas

27/03/2019. La lucha por nuestra legítima soberanía de Malvinas es parte de la lucha contra el crimen del colonialismo que es un crimen de lesa humanidad.

Cuestión Malvinas

NUESTRO PAIS ARGENTINA es un país con parte de su territorio ocupado por una potencia militar colonialista Es una nación agredida.
MALVINAS ES UNA CAUSA JUSTA.
La lucha por nuestra legítima soberanía de Malvinas es parte de la lucha contra el crimen del colonialismo que es un crimen de lesa humanidad.
La población Británica en Malvinas no es un pueblo originario sino una población insertada, trasplantada, los Kempers son instrumentos de la usurpación y como la propia organización de las Naciones Unidas sostiene, no les asiste el derecho a la autodeterminación.
En 1965 la Resolución Nro. 2065 de la ONU insta a las dos partes el reino Unido de Gran Bretaña y Argentina a negociar. No menciona a los Kelpers. Reconoce que hay solo dos partes. La continuidad del colonialismo en todas sus formas es un crimen que viola la Carta de las Naciones Unidas.
La lucha Argentina por recuperar los territorios usurpados es parte de la lucha mundial contra ese crimen de lesa humanidad que es el colonialismo. TODO PATRIOTA, TODO DEMOCRATA, TODO LUCHADOR DE LA CAUSA DE LOS PUEBLOS DEBE APOYARLA Y SER PARTE DE ELLA.
La recuperación de las Islas Malvinas realizada el 2 de abril de 1982, significo el cese de la usurpación Británica que comenzara el 3 de enero de 1833.
El consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, emitió una resolución Nro. 502 que exigía tanto a la Argentina como a Gran Bretaña las cesaciones inmediatas de las hostilidades.
Las acciones militares Británicas posteriores, que terminaron recuperando el 14 de junio los archipiélagos para Gran Bretaña. Fueron una operación militar colonialista ejecutada en violación de la mencionada Resolución 502 del Consejo de Seguridad. La actual posesión territorial británica, no puede considerarse de ninguna manera, como una continuidad de la posesión que detentaron desde 1833, sino que comienza ese día el 14 de junio de 1982.
Es de hecho una nueva usurpación que comienza el 14 de junio de 1982. Hubo un periodo de administración Argentina entre el 2 de abril y el 14 de junio ESTA es una circunstancia que no se debe olvidar.
La recuperación de Malvinas e Islas del Atlántico Sur, FUE una guerra justa.
Dado que cualquier País sometido contra el o los países que lo oprimen, independientemente de quien la inicie y de quienes sean los gobernantes del país oprimido y del opresor, es una guerra justa.

La causa de Malvinas es INCLAUDICABLE.

Podríamos extendernos en las riquezas que los ingleses nos roban. De riquezas petroleras y mineras muy importantes, de riquezas pesqueras rapiñadas, de un mar rico en proteínas y minerales.
Malvinas es una causa Inclaudicable, no solo por los argumentos anteriores, por los Derechos que nos asisten, por sus riquezas y porque hay una cláusula constitucional que lo establece. No solo porque seguirá siendo mientras exista vivo un PATRIOTA ARGENTINO.

Es inclaudicable porque si el imperialismo ingles afirma su posesión, no se contentara con ello, demandara más como se demuestra con la exigencia de derechos sobre las 350 millas por parte de Inglaterra que pasa a considerarse Estado Ribereño. De tener éxito en su expansión, el Atlántico Sur quedara convertido en un lago inglés y de la OTAN, y tendría las puertas abiertas para el dominio de la Antártida y para sostener semejante expansión, inexorablemente deberá contar con bases en tierras continental en la Patagonia Argentina. Reconocer ese status ribereño, significa lisa y llanamente, aceptar pasivamente que Argentina limita con Inglaterra, con las consecuencias previsibles de tener un vecino que ha demostrado en la historia una singular voracidad imperialista.
La importancia de los archipiélagos australes, Las Islas Malvinas, siguen siendo un punto estratégico desde el punto de vista Internacional y para los intereses Argentinos y latinoamericanos. No solo por las riquezas petroleras y minerales del Atlántico sur sino, además porque son una de las llave del control de confluencia Atlántico pacifico.
Todos los argentinos debemos demostrarles a los ingleses, en forma permanente que nunca podrán descansar tranquilos en tanto sigan con la usurpación, que nunca nos daremos por vencidos y que nunca dejaremos escapar cualquier oportunidad que se presente para recuperar las Islas.
Debemos hacer posible lo necesario. Y lo necesario es una energía política de rechazo de esta manifestación de colonialismo, con las acciones a nuestro alcance.
Los demócratas y anticolonialistas del mundo deben apoyar al pueblo argentino en esta causa. La ocupación de Malvinas es colonialismo y ningún anticolonialista del mundo debe descansar tranquilo mientras una sola manifestación de esta clase, que perjudica al género humano este vigente.
En torno a la cuestión Malvinas, ya no se trata de la justeza de la Guerra, contra la agresión colonialista británica, el desarrollo del conflicto, la continuidad del reclamo y el tratamiento digno a TODOS los que defendieron la nación en aquella contienda.
Se instala como debate central que hay verdaderos y falsos Veteranos de Guerra y se intenta contraponer a quienes libraron acciones de guerra directas con quienes cumplieron otras funciones, igualmente necesarias para el desarrollo de la guerra.
Si lo que se trata es de contraponer el papel que jugaron unos veteranos al de otros con responsabilidades distintas en la guerra SERIA UN GRAVE ERROR.
El colonialismo británico en reconocimiento a su Task Force (la fuerza de ocupación británica), otorgo algo más de 29.000 condecoraciones para TODOS los hombres comprometidos en su teatro de operaciones que abarco desde la Isla Ascensión hasta Georgias.
Si se está dispuesto a reconocer el esfuerzo de quienes defendieron la patria (en las distintas esferas de la guerra) debe en primer lugar, reconocer el alcance de esta defensa que cristalizo en el TOAS (Teatro de Operaciones Atlántico Sur) y atendiendo también a los casos puntuales de quienes debieron actuar por fuera del mismo y dentro del TOS (Teatro de Operaciones Sur) y en segundo lugar garantizar el trato digno y acorde a quienes estuvieron involucrados en aquellos históricos acontecimientos.
En la Batalla por las Malvinas murieron 649 argentinos, lucharon con dignidad y honor, no habiendo la menor duda de ello en el corazón del Pueblo Argentino, las armas que terminaron con sus vidas fueron inglesas.
La reparación moral no debe ser contrapuesta a la reparación económica. Y esta última surge no del hecho de haber defendido la soberanía nacional, obligación que la Constitución Nacional impone al señalar que TODO ciudadano argentino está obligado a armarse en defensa de la patria y de esta constitución, conforme a las leyes que al efecto dicte el Congreso y a los decretos del Ejecutivo nacional.
Es cierto que en la lucha contra el colonialismo, el imperialismo y por la defensa de la patria siempre es preferible que el pueblo este habilitado a elegir si desea empuñar o no las armas en dicha lucha. Muchos, la inmensa mayoría, de los soldados conscriptos, suboficiales, oficiales y civiles, a la hora de elegir si defender la patria o no, eligieron defender la soberanía enfrentando al imperialismo inglés, Cabal ejemplo de ello lo constituyen los civiles voluntarios que no dudaron de incorporarse a la lucha activa por la defensa de la patria (18 de ellos como queda dicho, ofrendaron su vida en la Batalla por Malvinas), también es conveniente recordar que fueron miles los voluntarios de nuestra patria como de todas las naciones de Latinoamérica que se inscribieron para ir al combate contra el imperialismo inglés. La enseñanza histórica de 1806, 1807 y los ejércitos libertadores que lideraron San Martin, Belgrano, Artigas, Arenales, Azurduy y O’Higgins, Bolívar, etc. e incluso la de la Guerra de Malvinas, indica que en la lucha contra el colonialismo y el imperialismo, se necesita tanto del impulso de las ideas como del corazón.
Recordemos Argentina es un país continental y marítimo, o sea una nación bi-continental, sus territorios abarcan parte del sur de América del Sur y parte de la Antártida. Por eso las potencias mundiales tienen sus ojos puestos en as ricas, variada y prolíficas regiones de nuestra nación, y además aspiran al control de los territorios de ubicación estratégica como ha sido desde siglos reconocidos.
Por lo antedicho la CAUSA DE MALVINAS, es UNA CAUSA NACIONAL. Que deben levantar todos los Patriotas y Demócratas, parte de la inclaudicable causa de la independencia de la Patria y de la Soberanía del pueblo.
En este trigésimo segundo aniversario cada ciudad, cada pueblo y cada corazón argentino deben ser un bastión para la recuperación de nuestro territorio ocupados por el colonialismo Ingles. La sangre de los Héroes Patriotas caídos en Malvinas nos compromete y nos lo reclama.
La independencia Nacional completa solo será posible con nuestra integridad Territorial completa.
Haciendo realidad lo que reza en Acta de nuestra Independencia.
INDEPENDIENTES DE TODA DOMINACION EXTRANJERA.



MÁS OPINIONES