Logo Del Fuego Noticias

Marcelo Oliva
Médico

Urólogo M.N: 144806 - M.P: 4826 - Instagram: urologo.olivamarcelo - Facebook: Dr. Marcelo Oliva – Urólogo


COLUMNA
Sin miedo al urólogo

07/10/2021. De los creadores de “La próstata es cosa de viejos” y “Ya te toca hacerte control con el urólogo”, guiño, guiño, nace esta nueva columna para romper con todos esos mitos.

Sin miedo al urólogo

En nuestra primera columna nos vamos a ocupar de comenzar a desmitificar ciertas creencias que tenemos alrededor de la Urología. Muchos hombres no quieren ir al urólogo porque sienten vergüenza, piensan que pierden su masculinidad, o bien porque se hacen muchos chistes sobre este asunto, pero los chistes pueden matar.

“La próstata es cosa de viejos”

Este es el mito más aceptado, pero la realidad es que todos los hombres pueden sufrir afecciones prostáticas. A cada edad le corresponde una enfermedad diferente. Entre los 20 y 45 años la Prostatitis es la enfermedad más frecuente que puede sufrir la próstata, y que afecta gravemente la calidad de vida. Es una enfermedad infecciosa-inflamatoria que puede ser muy difícil de diagnosticar y de tratar.

Todos los hombres tenemos próstata, y ésta se va desarrollando con los años, aumentando de tamaño en forma progresiva por estímulo hormonal. A partir de los 50 o 60 años pueden comenzar a manifestar síntomas y a esa condición la llamamos Hiperplasia Prostática Benigna, lo cual no es más que el agrandamiento de la próstata.

Los síntomas más frecuentes son: disminución de la fuerza del chorro miccional, levantarse más de una vez por la noche a orinar o bien tener la sensación de que no se vacía en forma completa. Aunque es muy importante aclarar que no siempre este crecimiento genera síntomas. A los 50 años, el 10% de los hombres tiene síntomas prostáticos; a los 60 años, el 20% y a los 80 años, el 60% son afectados.

El mito de “la pérdida de la masculinidad”

Muchas de las personas no acuden al Urólogo porque existe la creencia sobre “la pérdida de la masculinidad” cuando visitamos al urólogo. Todos hemos escuchado alguna vez sobre el examen físico que involucra la consulta, pero poco sabemos sobre eso.

Lo que debemos saber es que el cáncer de próstata es la enfermedad oncológica que más muertes genera en los hombres por detrás del cáncer de pulmón y de colon. Más importante aún es saber que el cáncer de próstata no suele generar síntomas en etapas iniciales y que su diagnóstico precoz permite el tratamiento con intención de curar al paciente. Para ello contamos con 2 pruebas muy sencillas que debemos realizar a partir de los 50 años (o bien a partir de los 45 años si tenemos antecedentes de cáncer de próstata en la familia).

El examen del tacto rectal y la medición del PSA (antígeno prostático específico) en sangre. El examen del tacto rectal se realiza en consultorio, solo lleva unos segundos donde el médico toca la próstata, examina su forma y tamaño y puede llegar a detectar nódulos. Por otro lado, el PSA es un valor que se mide en sangre, y que debe ser interpretado por el especialista, ya que no siempre sus elevaciones se deben a la presencia de una enfermedad. Con estos 2 simples recursos podemos sospechar la presencia de cáncer de próstata, y ante esta situación el urólogo podría solicitar una biopsia para confirmar el diagnóstico.

Los urólogos queremos lograr el éxito que tuvieron los ginecólogos en la detección y el tratamiento del cáncer de mama, pero para lograrlo necesitamos concientizar a la mayor cantidad de personas.

El examen urológico sigue combatiendo viejos estereotipos alrededor de la masculinidad. Un gran porcentaje de hombres, todavía hoy prefieren exponerse a una enfermedad mortal como el cáncer de próstata, sólo por ideas añejas y machistas que nada tienen que ver con la realidad.

Afortunadamente, pareciera que esta tendencia ha ido cambiando y los pacientes van perdiendo poco a poco los prejuicios. Ser hombre implica también cuidar la salud y visitar al urólogo. ¡Ya es hora de aprenderlo!



MÁS OPINIONES